lunes, 14 de agosto de 2017

DE PICNIC


Lunes y después de un fin de semana destroyer, puedo decir que sigo viva y entera. De verdad que ha sido un finde que no olvidaré jamás, Eli y César se han casado y para mí ha sido uno de los momentos más especiales y maravillosos que he vivido nunca. Los quiero tanto a los dos por tantos motivos y es un orgullo poder haber estado en un día tan especial para ellos. Fue una pasada y disfrutamos todos a más no poder, de hecho a las pruebas me remito, ya que llegamos a casa a las siete de la madrugada, nadie quería abandonar la fiesta y es que de verdad que lo pasamos en grande. Hice algunas fotos que espero esta semana os pueda enseñar por aquí. Quiero desearles lo mejor a los dos porque estoy segura de que lo suyo es para siempre, lo sé.

Hoy llevo un look con prendas que ya me habéis visto por aquí, muy rollo casa de la pradera jajaja. Lo único que estreno es este nuevo cesto de mimbre que compré esta semana pasada en un bazar chino. Me han dicho de todo, que si voy con la huevera por la calle, que si tal, que si cual jajaja. En el fondo me gusta que me digan cosas, eso demuestra que no paso desapercibida y para mí es que estoy haciendo las cosas bien. He decorado el asa con un par de pañuelos que tenía en casa de Primark y no me digáis que no queda original y chulo, ¡me encanta!.

Espero que os gusten las imágenes, seguir disfrutando del verano.
👅☺















No hay comentarios :

Publicar un comentario